Referencias clientes

Algunos clientes comparten su experiencia:

¿Para qué les ha servido el proceso de Coaching?


El proceso de Coaching me ha permitido empezar a trabajar desde lo que tengo, no desde lo que me falta. He aprendido a detectar, valorar y utilizar un potencial que hasta ahora desconocía. Y lo que es más importante trasladar esa manera de trabajar a las personas de la organización, trabajar desde la mejor versión de las personas, los equipos y las organizaciones.

Beatriz S. Directora RR.HH.


Gracias al proceso de coaching he reorganizado mi vida tanto a nivel profesional como personal. He establecido mis prioridades y ahora tengo la autoconfianza más que necesaria para conseguir mis metas.
Durante el proceso, he ido tomando conciencia real de lo que quiero para mi futuro profesional, de mi gran experiencia, mis conocimientos y los recursos que tengo para cumplir mis objetivos. Mi coach me ha ayudado a aprender que soy responsable de mis palabras, emociones y acciones. Ahora sí que estoy preparada para afrontar mis retos profesionales de manera eficiente.

Ana A.


El proceso de coaching me sirvió para concretar y definir bien mi objetivo, para identificar mis puntos fuertes, todo aquello que se me da bien, y también lo que se me da un poco peor; a identificar gran parte de mis apoyos (personales, familia, amistades, compañeras/os de trabajo), a tomar las riendas de mi vida y dejar de poner fuera las causas de las cosas que no van bien en mi vida o me gustaría cambiar. Yo soy la principal responsable.

Conchi M. Trabajadora Social


Aprendí a ver las cosas desde una perspectiva más objetiva. En segundo lugar, pude comprender que mi inseguridad y mi mala relacción con mis jefes y algunos compañeros se podían reconducir con pequeños gestos que estuvimos entrenando ¡ Y funcionó ! De hecho lo sigo empleando a día de hoy en todos los ámbitos de mi vida.

Gracias al proceso de coaching he descubierto cuáles son mis puntos fuertes y mis puntos críticos, lo que me ha permitido enfocar mi carrera profesional y también mi vida personal de forma más efectiva. Tengo una mayor comprensión de mi misma y del mundo que me rodea.

Cristina M.A. Consultora


Tras mi proceso de coaching pude realmente entender de forma clara y concisa hacia donde quiero ir, tanto profesional como personalmente, y de qué modo. Una vez aclarado este punto todo ha sido mucho más sencillo, basta con encontrar y escuchar nuestras propias respuestas gracias a la ayuda del coach.

Inma M. Directora Ejecutiva


El proceso de coaching me ha aportado herramientas para aprender a gestionar mejor mis emociones y también me ha ayudado a conocerme, a reflexionar sobre mis creencias limitantes y modificar mi discurso interno para valorar más mis virtudes y rebajar mi nivel de exigencia y perfeccionismo.

Ha sido una experiencia muy gratificante y sin duda recomendable.

Idoya