Escena 11: y lo primero fue la confianza…

Escena 11: y lo primero fue la confianza…

Tú: ¡¡¡¡Julia!!!! ¿¿Cómo estás?? ¡Qué alegría escucharte! ¿Este miércoles? A ver… ¡ok! Sin problema, nos vemos a las 14.00 allí.

Ese miércoles a las 14.00 en una pizzería cerca de la plaza de Cuzco..

¡Cuéntame! ¿Qué tal estas primeras 3 semanas sin nosotros?

Julia: Pues muy estresada para serte sincera…tengo un montón de curro y nadie me ayuda… nada más empezar les hice eso de la alianza, les dije que les iba a ayudar como tu hiciste cuando llegaste al equipo. ¡¡¡Pero les tengo que estar controlando constantemente!!!, quiero implantar mejoras y ya no sé cómo explicárselo… creo que se están quedando conmigo… al final lo hago todo yo y a ellos les pido lo justo…el colmo es que me ponen caras largas…¡¡viven como Dios y me ponen caras largas!!!

Tú: (con cara de sorpresa): creo que es la primera vez que te veo agobiada…Yo creo que la inmensa mayoría de la gente piensa que hace bien su trabajo, siempre hay alguna cara dura, pero en general confío en la profesionalidad de las personas. Y que yo sepa tienes buen equipo, tu centro está bien valorado en la empresa, con lo cual me sorprende doblemente…

Julia: ¿Qué pasa? ¿Crees que es mi culpa? No confían en mí y tengo la sensación de que no me tragan…

: ¿y tú? ¿Confías en ellos? ¿Te caen bien?

Julia: eeehhh…es que no me dan motivos para confiar…

¿y qué motivos te dan para no confiar?

Julia: Ninguno en general, pero es que no lo veo, no me entienden… (muy agobiada)

: a ver, tranquilízate. Recuerda cuando me incorporé a vuestro equipo…

Julia: ¡¡¡nosotros te acogimos bien!!!

: (pensando: mejor me callo.,.), espeeeeera, ¿Te acuerdas del mosqueo que tenías por no haber sido nombrado directora no? Pues imagínate que nada más llegar al equipo, y voy a utilizar palabras tuyas: Os tuviera que estar controlando constantemente, quisiera implantar mejoras y ya no supiera cómo explicároslo… al final lo hago todo yo y os pediría lo justo…

¿Cómo hubiese sido vuestra reacción?

Julia: (pensando)…mmmmmm…. no hubieses durado dos días…

: ¿Qué revolución armé yo al llegar?

Julia: ninguna, hablaste largo y tendido con todos nosotros sobre nuestra manera de trabajar y qué cambios podíamos acometer… (caída en cuenta, apenada): yo no hablé con ellos…quise aplicar lo que teníamos en nuestro equipo sin contar con ellos, sin explicárselo.

¿Qué pasará si les das un voto de confianza y les tratas como profesionales responsables?

Julia: pues que posiblemente se equivoquen en algunas cosas, pero acierten en muchas más…

¿y qué crees que harían con sus equivocaciones?

Julia: bueno, me imagino que las arreglarían…

: ¿Y cómo afectaría eso al ambiente?

Julia: ¿ya veo por donde vas… gracias…Pues a ver cómo arreglo esto?

: eso eso…, ¿qué vas a hacer?

Julia: yaaaaaaaa, hablar con ellos, odio cuando vas de sabelotodo…

: (acercando un trozo de pizza a la boca), jajaja, para que lo sepas pequeño saltamontes, que yo haga bien determinadas cosas no significa que sea fácil jajaja…

Ah, y tengo otra mala noticia…

Julia:¿Cuál?

: hoy invitas tú…

Julia: jajajaja…bueno, y qué tal el nuevo…

: ahí va… está en proceso de integración… ¿Compartimos postre?


PROPUESTA 11: CONFIA: para delegar tienes que confiar, para confiar tienes que conocer a tu equipo. En la mayoría de los casos los colaboradores hacen lo mejor que saben. Fomenta su responsabilidad. Cada uno es el máximo responsable de sus funciones y ocupa un lugar importante en el equipo. Ofréceles tu CONFIANZA y exígeles RESPONSABILIDAD.

El haber tenido buenos referentes cómo managers puede ayudar, pero no garantiza convertirse en uno de ellos. Cada líder tiene su esencia, lo que le funcionaba a mi mentor no tiene porque funcionarme a mí. Cada persona tiene su librillo y debe definir su propio estilo de liderazgo.

He aquí algunos comportamientos de los líderes con los que he tenido la suerte de cruzarme a lo largo de estos años:

  • Confían en sus equipos, el reto para el colaborador no consiste en ganarse la confianza sino en ser digno de ella. Primero dan, y luego reciben (lo cual significa que también son confiables).
  • Tratan a sus colaboradores como los profesionales que estos pueden llegar a ser, no como los que son ahora mismo. Desarrollan y dan responsabilidad.
  • No esperan la entrevista de evaluación para dar feedback a sus colaboradores, acompañan con frecuencia a sus colaboradores con evaluaciones frecuentes. Lo que favorece la comunicación dentro del equipo.
  • Lideran con el ejemplo, son íntegros, y buenas personas. Son justos. Son honestos.
  • Son solidarios con el equipo, apoyan, ayudan cuando se requiere su intervención.
  • Sin caer en el paternalismo, enseñan, felicitan, señalan los errores y los convierten en aprendizajes. Son pacientes y firmes cuando la ocasión lo requiere.
  • Reconocen que no lo saben todo, reconocen cuando se equivocan, aprenden como los demás.
  • Aceptan que sus colaboradores tengan opiniones distintas y las valoran. Conocen la diferencia entre lealtad y servilismo.
  • Evitan los gritos, saben manejar las conversaciones difíciles sin perder los nervios.
  • Explican y comparten elementos de estrategia de la empresa que permite al equipo entender lo que hacen, entender el para qué de sus acciones.
  • Son de los que permiten pasar buenos ratos con ellos, fomentan las buenas relaciones.

A estas alturas, ya has realizado varios ejercicios para conocerte mejor, saber en qué líder te quieres convertir y conocer mejor a tu equipo. Aún así, te invito a que repases las escenas anteriores y sus ejercicios.

Sobre esta última escena:

  • ¿Qué significa confianza para ti?
  • ¿Qué acciones has llevado a cabo para generar confianza en tu equipo?
  • ¿Qué has conseguido?
  • ¿Qué significa para ti la siguiente afirmación?: “la sobreprotección es una forma de agresión encubierta”

Leave a reply