Escena 16: “Keep calm & be Asertive”

Martina a Carmen (muy alteradas) ¡Siempre pasa lo mismo! Mucho estar en la calle captando clientes pero llevo 4 días pidiéndote estos datos y mañana tengo que pasar el informe mensual y sigo sin tenerlos! ¡Coño que tardas 10 minutos en pasármelos! Te he dicho que mañana necesito salir antes y ya no lo podré hacer por tu culpa!

Carmen: ¡Joxxx cómo te pones! ¡Ojo con este tono eh! Que si comes todos los meses es gracias a las ventas que yo hago, llevo años repitiéndotelo y no veo que acabes de entenderlo, comes gracias a lo que yo vendo. ¿Qué quieres que haga? ¿Qué te mande los **** datos cuando esté con los clientes?

Martina: Mira, estoy cansado de tu argumento de que como gracias a ti, y tú gracias a mí, que si no es por mí no sabes ni siquiera lo que vendes… con tal de no pisar la oficina…

Carmen: Me estás calentando, la confianza da asco y te estás pasando… cuidado que…

Martina:¿Qué qué? (actitud agresiva)

TÚ: ¿Se puede saber que os está pasando? Se os escucha desde fuera. A mi despacho por favor.

A ver, qué pasa (le cuentan la situación).

(después de un silencio, como buscando tus palabras) Sabéis, me gustan los conflictos. Me gusta que las personas tengan opiniones y visiones distintas, creo que enriquece al equipo. Creo que en un equipo se puede decir de todo, nadie tiene porque callarse nada. A menudo las personas tragan sapos para luego vomitar dragones, lo que significa que se callan, aguantan, crece el resentimiento para finalmente reventar y explotar. Creo que se puede decir de todo siempre que se diga bien, y para eso la asertividad es un buen recurso.

Martina y Carmen:¿? ¿?

TÚ: antes de nada os quiero pedir que os tranquilicéis, cerrad los ojos, respirad profundamente, pensad en la amistad que os une, lleváis más de 5 años trabajando juntas y juntas habéis vivido grandes momentos. Tomar vuestro tiempo, seguir respirando pensando en ese lugar en el mundo en que sentís paz..

Ahora bien, ser asertivo significa decir lo que pienso, lo que creo, lo que siento o lo que necesito a la persona adecuada, en el lugar adecuado, en el momento adecuado, de la forma apropiada, aceptando las consecuencias de mi comportamiento, sin sentimiento de culpa.

Se puede decir de todo, siempre que se diga bien.

Martina, con tranquilidad, ¿Qué le quieres decir a Carmen?

Martina: Pues que si le pido los datos no es por fastidiarle, que tengo muchísimo trabajo y necesito que respete mi tiempo y mis prioridades. Mañana tengo que presentar el informe y el hecho que no me haya pasado todavía los datos significa que esta tarde me quedaré hasta las tantas para hacerlo. Vender es muy importante pero no es lo único importante. Le pido un poco más de empatía.

Carmen: (un poco cortada)… jo…pues habérmelo explicado así, no sabía que te afectaba tanto, pero te pusiste como una energúmena…

TÚ: Carmen, Martina te ha expresado lo que sentía y lo que necesitaba de manera respetuosa sin valorar tu actitud, ¿cómo crees que se puede sentir si le responsabilizas de no haber hecho lo que necesitaba llamándole “energúmeno”?

Carmen:: ya, pues lo siento, te lo paso en 20 minutos, me pongo a ello ahora.

Martina: Gracias.

TÚ: ¿Qué podéis hacer para que esto no vuelva a pasar?

Martina: pues respirar, tranquilizarme y buscar un sitio y un momento para decir las cosas bien.

Carmen: Tratar de pensar que cuando me piden algo es porque lo necesitan, también me gusta cuando la gente es eficiente con lo que necesito.

TÚ: Vale, muchas gracias…me encantaría que la próxima vez no tuviera que intervenir, no soy el sheriff, ni soy el papá de nadie, debéis ser capaces de resolver estos temas por vuestros medios…ah, y poneros de acuerdo sobre quien invita a las cañas esta noche, no penséis que hacer de juez de paz en esta ocasión os va a salir gratis (Sonriendo)

(ya solo, con el teléfono): ¡Hola Coach! Oye querría darte las gracias y no podía esperar. Acabo de hacer la dinámica que hiciste conmigo en la última sesión y salió genial. He resuelto un conflicto utilizando lo de la asertividad y pasaron de casi estar pegándose a casi salir de la mano jaja. Eso si, creo que no fui para nada salvador, ya que le di la oportunidad de resolverlo por su cuenta. Pues lo dicho, ¡¡nos vemos en un par de semanas!!

PROPUESTA 16: Encara los problemas del equipo, un equipo tiene un estado emocional, chequéalo y aprende a gestionar los conflictos que puedan ocasionarse.

Una definición que me gusta de asertividad es la utilizada en esta escena:

“ser asertivo significa decir lo que pienso, lo que creo, lo que siento o lo que necesito a la persona adecuada, en el lugar adecuado, en el momento adecuado, de la forma apropiada, aceptando las consecuencias de mi comportamiento, sin sentimiento de culpa.”

Una conversación asertiva se construye:

  1. Aclarando mis pensamientos y mis creencias, distinguiendo los hechos de mis interpretaciones, opiniones y juicios.
  2. Identificando mis emociones, ¿Qué estoy sintiendo en estos momentos? ¿Cómo me quiero sentir en el futuro?
  3. Identificando mi interlocutor adecuado: al ser una conversación que aspira a resolver una situación, necesito resolverla con la persona adecuada.
  4. En el momento adecuado: para ti (desde la serenidad) y para el otro (es aconsejable crear un encuentro que os proteja a ambos).
  5. De la forma apropiada: cuidando las formas, el tono, el lenguaje y su emocionalidad (NO se es asertivo gritando), distinguiendo los hechos de mis interpretaciones etc.
  6. Aceptando las consecuencias de mi comportamiento: Ser asertivo puede no ser fácil y puede suponer, llegado el momento un cambio en la relación con la otra persona. Es necesario evaluar las posibles consecuencias de una conversación y tomar la decisión de llevar a cabo (o no) esa conversación.
  7. Sin sentimiento de culpa: Si cuido la conversación en su conjunto, al ser asertivo cubriré mi necesidad cuidando también a la otra persona, por ello, aceptaré las posibles consecuencias sin culpa, lo cual no significa que la otra persona no se vaya a molestar.

¿Qué necesitas para poder ser asertivo?

¿Qué conversación asertiva te gustaría llevar a cabo? ¿Con quién?

¿Cómo sería esta conversación siguiendo los 7 puntos comentados anteriormente?

Trata de seguir esa estructura (aporta los matices que consideres oportunos):

  • Cuando haces……(Diferencia los hechos de tu interpretación de los hechos)
  • Yo me siento …
  • Y quiero pedirte…

Es cierto que no es una conversación muy natural, requiere preparación y la voluntad de cuidar nuestra persona respetando al otro. La práctica de la asertividad la convierte en un hábito y con el tiempo nutre nuestra autoestima y enriquece nuestras relaciones, fomentando confianza en los equipos de trabajo y siendo una de las mejores recetas para resolver conflictos.

A continuación piensa en los distintos escenarios que se podrían dar ante esta conversación, los más optimistas y también los más pesimistas.

¿Qué quieres hacer ahora?

¿Qué precio personal estás pagando cuando no eres asertivo?

Leave a reply