Escena 18: La inteligencia colectiva al servicio del equipo.

TÚ: Buenos días y Felices Fiestas a tod@s. Hoy nos hemos reservado la tarde para trabajar en algo especial, empezamos con las festividades, mañana nos iremos a comer juntos, la semana que viene tenemos la cena de empresa y en 15 días empezamos un nuevo ejercicio.

Ha sido un año francamente bueno, hemos cumplido nuestros objetivos, Julia ha promocionado a puestos de dirección y a pesar de que la relación con François no ha sido lo esperado, hemos cumplido nuestros objetivos en un 101.5%.

Quiero daros las gracias porque como equipo de reciente creación hemos dado la talla y esto es un éxito de tod@s.

La semana pasada estaba con un amigo que es especialista en Visual Thinking, Philippe, y le conté que querría reunirme con vosotros para planificar el año que viene y me dio una muy buena idea para trabajar de manera un poco más creativa.

Os propongo para esta tarde realizar un viaje, un viaje hacia el año que viene, en un avión que pilotamos nosotros (dibujas un avión volando).

Al iniciar este viaje, vamos a llevar a cabo una reflexión.

TODOS: ¿Y a dónde vamos jajaja? Al haber cumplido los objetivos ¿podríamos irnos a Republica Dominicana una semanita no? Jaja


TÚ: eso lo negociaremos con otros 😉 , este viaje va de otra cosa, de cómo vamos a conseguir los objetivos el año que viene…

La primera pregunta es ¿Hacia dónde vamos? , y no, no es Republica Dominicana..

José: pues me imagino que son los objetivos cuantitativos de negocio que tenemos…


TÚ: si, y qué más?

Carmen: creo que también podríamos poner objetivos cualitativos, e incluso cada uno podría poner algunos objetivos individuales que le resultan importantes, como ¿mejorar nuestro funcionamiento?

TÚ: Ok, ahora os voy a enumerar las preguntas y luego las trabajamos juntos..

La segunda pregunta es de dónde venimos? Qué hemos hecho para llegar hasta aquí?.

La tercera es ¿cuáles son nuestros recursos? ¿Nuestras fortalezas? Como equipo, como empresa, como grupo, pensemos de manera amplia para todas las preguntas.

La cuarta es ¿Para quién pilotamos? ¿Para quién trabajamos? ¿Quién se beneficia de nuestro trabajo?

La quinta es ¿Cómo estamos pilotando? ¿qué hacemos bien, muy bien, mal, muy mal, regular, y qué podríamos cambiar para pilotar mejor?

La sexta pregunta es ¿Con qué nubes, con qué perturbaciones, obstáculos nos vamos a encontrar? Competencia, limitaciones de la empresa, obstáculos propios a nuestro equipo etc…

La séptima es ¿Qué debemos soltar para viajar mejor? Hábitos, maneras de pensar etc… Aquí es importante que esté en nuestras manos soltar lo que queremos soltar, de nada nos va a servir destacar aspectos sobre los que no podemos influir.

Y finalmente, en la octava pregunta, volvemos a nuestros objetivos, siguen siendo los mismos?

¿Qué os parece?

Carmen: pues que es súper completo… que es una reflexión global, me apetece empezar.

TÚ: Pues a por ello! Primero lo pensamos de manera individual, en 30 minutos por ejemplo, y luego lo compartimos entre nosotros.

(La reflexión individual se comparte, se debate, todas las opiniones cuentan y poco a poco se va diseñando la estrategia para el año siguiente).

José: me ha encantado la experiencia, oye eso deberías plantearlo para vuestra reunión comercial territorial, se sacaría un montón de información.


TÚ: Gracias por la idea! Ahora mismo llamo a mi Director para proponérselo!

Propuesta 18 : Implica al equipo en el plan de negocios, comunica los objetivos. Sé creativo en el modo de implicarlos.

Actividad:

Este tipo de dinámica presenta muchas ventajas para que el equipo genere su confianza:

  • Se comparten y alinean los objetivos.
  • Se reconoce el pasado
  • Se valora los recursos y las áreas de mejora  del equipo.
  • Se piensa en quienes generamos valor a través de nuestro trabajo.
  • Se valora lo que hacemos bien y lo que podemos mejorar.
  • Se fomenta la comunicación, la confianza y el compromiso. Todas las personas del equipo tienen voz.
  • Se fomenta un equipo enfocado a los resultados, con ambición y calidad.

Los principales riesgos que conlleva este tipo de dinámicas son:

  • No estar dispuesto realmente a compartir los objetivos ni a escuchar al equipo.
  • No estar en una actitud abierta que favorezca el cambio y el intercambio de ideas.
  • No ser consecuente con lo que salga de esa reunión y no cambiar nada.
  • Rehuir de los problemas.
  • Centrarse en elementos que no dependen de nosotros y sobre los que no tenemos influencia.

¿Te atreves con ella?

Ilustraciones  Fernando Viejo-Fluiters 

Un agradecimiento muy especial a mi amigo Philippe, del que aprendí esta dinámica y la potencia del pensamiento visual, no dudes en descubrir su inmenso talento en:
linkedin.com/in/philippeboukobza

Leave a reply