Escena 20: Y colorín y colorado, ¿de qué vas eso del liderazgo?

Escena 20: Y colorín y colorado, ¿de qué vas eso del liderazgo?

José (llamando a tu puerta): ¿puedo pasar? ¿Tienes 5 minutos?

TÚ: Claro, ¿en qué puedo ayudarte?, te veo preocupado.

José: Si, bueno, estoy muy contento por el nombramiento, acabo de hablar con RRHH y me han comentado las nuevas condiciones y están bien, pero no sé si me motiva el cambio. Son nuevas responsabilidades, nuevos marrones, dirigir el equipo…después de tantos años no sé si seré capaz de cambiar de role. ¿Cómo les voy a motivar?, ¿Seré un buen jefe, o líder, o como lo quieras llamar?

TÚ: creo que te entiendo, es una decisión y un cambio importante que te saca de tu zona de confort. Has comentado varias cosas y quiero ir por partes.

No se trata de motivar a tu equipo, se trata de generar un entorno que favorezca que cada uno se motive, cuidar la comunicación, generar confianza, dar feedback, abordar los conflictos de manera sana, responsabilizar en sus funciones a tus colaboradores. Hay colaboradores que ya conocen a la perfección su trabajo. Puede que éstos esperen solo tener claro los objetivos y luego autonomía en la ejecución, un seguimiento puntual y un apoyo más personal, emocional en su día. Otros, a lo mejor, los más Juniors, requieren más apoyo técnico, más mentoring, más seguimiento y no tanto ese apoyo emocional. Para eso necesitas sentarte con ellos y conocerlos bien.  Tal vez sea una inversión importante de tiempo al principio, pero te facilitará mucho tu labor. De esta manera, si ellos tienen de ti lo que buscan de un manager, entonces ya podrán motivarse por si solos. Y también les puedes ayudar a entender qué les motiva. Porque es cierto que hay profesionales que piensan que es una labor de la empresa, o del jefe, o de su pareja etc.. y van por el mundo pidiendo que les motiven. El tema está en que somos más felices el día que aprendemos que somos los únicos responsables de motivarnos y no está de más reflexionar acerca de las siguientes preguntas:

¿Qué nos motiva?

¿Cómo nos motivamos?

¿En qué momentos?

¿Con quién nos motivamos?

¿Por cuánto nos motivamos?

¿Dónde nos motivamos?

Etc… Como ves, cada uno tiene una estrategia de motivación diferente.

José: ¡qué complicado no?! No sé realmente si me interesa, no sé si me va a complicar la vida…


TÚ: ésta es una decisión que tú debes tomar. Algo que aprendí a lo largo de estos años es que hay que aprender a ser manager. Si tienes la suerte de contar en tu vida con buenas referencias de managers, con buenos mentores y si te tomas el trabajo de desarrollarte, y sobre todo si te importan las personas, entonces es una aventura espectacular. Si no te apetece todo lo anterior, hay que pensárselo mucho, creo que no hay nada peor que un manager que no quiere serlo, porque si tu energía es negativa, esto afectará a tu equipo, a tus colaboradores, y todo se hará más difícil.

José: ya…lo tengo que pensar.

TÚ: te voy a dar un pequeño ejercicio que me dieron hace unos años y que me ayudó a tomar decisiones. Tiene que ver con la ecología de tu decisión..

José: ¡qué cosas tienes! Ecología…es un ejercicio verde? jaja

TÚ: pues podría… se trata de saber si esa decisión es buena para ti y para tu entorno. Se trata de contestarte a cuatro preguntas + 1:

  1. ¿Qué es lo peor que puede pasar si sale mal?
  2. ¿Qué es lo mejor que puede pasar incluso si sale mal?
  3. ¿Qué es lo peor que puede pasar si sale bien?
  4. ¿qué es lo mejor que puede pasar si sale bien?

No todo es bueno o malo, se trata de hacer un balance tanto de si sale bien como de si sale mal.

José: ok, creo que lo entiendo. Si acepto ser director e incluso si sale bien, puede que tenga que renunciar a ciertas cosas, pero ganaré otras a cambio. Y cuál es el +1.

TÚ: el +1 es ¿qué vas a hacer? Está bien reflexionar, pero llega un momento en el que hay que decidir.

José: Gracias, tienes razón, el lunes tengo que dar una respuesta a RRHH.

TÚ: Habla con ellos antes si quieres, estarán encantados de ayudarte, o incluso de ofrecerte algún coaching o alguna formación para managers Juniors.

José: ¡pero yo no soy junior!


TÚ: Siento llevarte la contraria…como manager si lo eres, y para poder aprender necesitas en alguna ocasión ser capaz de desaprender..

José: (se queda pensativo), esto me ha gustado… le daré una vuelta… desaprender para poder aprender…

Propuesta 20: Reflexiona acerca de tu role como manager. El llevar un equipo es de las responsabilidades más importantes que uno puede llevar a cabo. Tener la responsabilidad sobre personas va más allá del simple título de manager o de la responsabilidad de los resultados. Un buen líder tiene un impacto positivo en la vida de sus colaboradores. Descubre tu estrategia de motivación y permite a los demás que descubran la suya.

¿Qué 4 ideas básicas sacas de esta escena?

EPILOGO

En la comida de despedida con el equipo:

TÚ: veréis, tenía pensado pedíroslo en las próximas evaluaciones, ahora como me voy me imagino que lo haréis con más libertad. Quiero pediros que me evaluéis como jefe, diciéndome dos cosas que hago bien y una que puedo mejorar.

Equipo: ¿Y qué más te da si ya te vas?

TÚ: Creo que quiero seguir aprendiendo a ser manager, y que si lo hago bien, en algún momento las personas que trabajan conmigo me reconocerán como líder. La información que me vais a dar me servirá para mejorar con mi próximo equipo y seguir potenciando lo que hago bien.

José: Pues mira, lo que estás haciendo es lo que creo que es tu punto fuerte. Esa humildad de constante aprendizaje, eres el primer jefe que tengo que se preocupa tanto por aprender sobre liderazgo y que además lo comparte con los demás. Me has enseñado que lo de ser jefe no es innato, que son cualidades que podemos desarrollar. Fuiste un jefe junior y a lo largo de estos años nos has dado grandes lecciones de liderazgo. Para mí, te has convertido en un modelo, sin duda.

Y para que no parezca que te estoy haciendo la pelota… Tu área de mejora sería…(piensa), que hay que aprender a desconectar… ¡estamos celebrando nuestros ascensos y nos vienes con estas! Muy loable pero muy ¡¡¡abuuuurrriiiido!!! ¡¡Ya que soy el nuevo jefe os pido que empiece la fiesta!!

Unos días más tarde…

LUIS:  Me alegro mucho por ti, si los resultados os han acompañado es que supiste liderar el equipo hacia ellos, personalmente me llevo el orgullo de haber apostado por ti y haber acertado de pleno. Tengo un regalo para ti, para celebrar tu nombramiento.


TÚ: Mil gracias LUIS, ¿otro cómic sobre liderazgo?

LUIS: Liderazgo, comunicación, trabajo en equipo, inteligencia emocional… todo está relacionado, cómo líder te estás convirtiendo en un experto en personas para poder influir en ellas y acompañarlas hasta la consecución de vuestros objetivos. ¿Cuánto tiempo pasas en el gimnasio a la semana y para qué lo haces?


TÚ: jajaja, me matas con tus preguntas…Pues tampoco es que sea un gran deportista, pero voy al gimnasio para cuidarme físicamente, para tener mejor aspecto y mejor imagen, para estar más lúcido y gestionar mi estrés. Unas cuatro horas a la semana…

LUIS: Pues te invito a dedicarle las mismas horas a seguir desarrollando tu liderazgo. ya sabes que para liderar a los demás debes ser capaz de liderarte a ti mismo.

TÚ: ¿con 4 horas es suficiente?

LUIS: ¿4 horas las 52 semanas de los próximos 20 años? Creo que con tu talento, estas cuatro horas semanales pueden marcar la diferencia. ¿Aceptas el reto?

¿Quién quieres llegar a ser?
“Sé el cambio que quieres ver en el mundo”

Ilustraciones  Fernando Viejo-Fluiters 

A modo de escena post-crédito, quiero trasladar mi agradecimiento a aquellas personas que me ayudaron por activa o por pasiva (siendo ejemplos inspiradores) a crear Leader Begins:

Bellón, Juanjo, Mónica, Jorge, Estefi, Andrea, Victoria, Fernando, David, Antonio y Javi, mis compañeros de las Escuelas de Coaching en las que tuve la oportunidad de facilitar, a sus participantes. Gracias por lo mucho que aprendí de vosotros, y a los que me habéis leído en primicia, gracias por vuestros consejos y recomendaciones.

A mis coachees, el coaching es un proceso en el que tanto cliente como coach aprenden, gracias por lo que me habéis enseñado.

Para Julia, mi esposa, por acompañarme y apoyarme siempre en todos mis proyectos.

Para José, mi hermano que está al origen de este proyecto.

Para Carmen, mi madre, por ser mi referente en cómo dar amor incondicional.

A los que cuyos nombres aparecen en la historia, por ser personas importantes en mi vida, aunque no están todas las que lo son…

Para Luis, mi padre, por ser el gran mentor de mi vida. Me acompañarás siempre.

Para Luis, mi hijo, un angelito que se convertirá en un gran tío.

To be continued…

Leave a reply