Escena 3: El Acuerdo de Equipo

Escena 3: El Acuerdo de Equipo

TÚ: Buenos días a todos, os he convocado para definir entre todos una alianza de Equipo.

José: ¿Una alianza?? ¿Y esto que es?

TÚ: ya, no es tan habitual, pero me parece muy útil. Veréis, lleváis tiempo trabajando juntos, tenéis vuestra manera de funcionar, vuestros hábitos, vuestras manías… y yo tengo mis manías, mis hábitos, mi forma de ser y mi visión de cómo me gustaría que funcionara el equipo. Soy consciente de que no tienen por qué coincidir, con lo cual a través de esta alianza lo que quiero es que entre todos definamos nuestros acuerdos de convivencia y de funcionamiento.

Por ejemplo, propongo que todos nos responsabilicemos de mantener una buena comunicación en el equipo, que podamos hablar de todo, siempre desde el respeto y manteniendo las buenas formas. ¿Estáis de acuerdo?

TODOS: ¡¡Claro!!

Carmen: A mí me gustaría que en las reuniones fuéramos eficientes, que tengamos los temas preparados para no perder 2 horas cuando lo podemos hacer en una. ¿Qué os parece?

TODOS: ¡De acuerdo!

TÚ: Yo os pido confianza, entre nosotros. Al igual que vosotros, vengo a trabajar con la intención de hacerlo bien. Si en algún momento cometo errores, que los cometeré, quiero que tengáis la confianza suficiente para decírmelo, para que todos podamos aprender.

TODOS: ¡OK!

Julia: A ver, esto está muy bien en el papel…pero el papel lo aguanta todo. ¿Qué pasa si alguien no cumple con esta alianza? ¿Lo mandamos a Recursos Humanos?

TÚ: Gracias por sacar el tema, ¿Cómo queréis resolver las cosas cuando algunos incumplamos la alianza?

Martina: pues yo creo que se puede decir todo cuando se dice bien. Cuidando el tono, el momento, sin agresividad, sin descalificaciones y desde el respeto…

José: ¿esto es asertividad no?

Martina:  Eso es, además, si nos comprometemos todos a respetar esta alianza, podemos reclamar a quien no la cumpla…

Julia: ¿Reclamar el qué? ¿Quieres que lo multemos o hacer que baile una saeta?

TÚ: me gusta la idea… Son acuerdos de convivencia, no tiene porque ser una “multa” como tal, pero puede ser pagar el desayuno al día siguiente, invitar a unas cañas…

Julia: tengo mis dudas…

TÚ: ¿Qué tienes que perder? Yo creo que tenemos mucho que ganar si esto funciona, ¿nos damos la oportunidad de tener éxito?

Julia: tampoco voy a ser la que se niega a todo, ya veremos cómo funciona…

—- José y Martina: saliendo de la ofi —-

José: ¡vaya cosas que se inventa! ¿Qué te parece la alianza?

Martina: pues si se lleva a cabo es un puntazo… Parece que tiene las ideas claras y que quiere que el equipo funcione.

 

 Alianza

PROPUESTA 3: Define una alianza. ¿Cuáles son los acuerdos de funcionamiento del equipo? ¿Qué les pides y qué les ofreces?

 

La alianza del equipo es un pacto que define como el equipo quiere trabajar junto, lo cual implica unos derechos y unas obligaciones. Asumir que, en un entorno empresarial, la empresa determina parte del marco y que tu responsabilidad como manager abarca ciertos aspectos sobre los que únicamente tú puedes actuar. Sin embargo, hay determinados elementos sobre los que sí puede influir el conjunto del equipo.

Es importante cuidar el entorno, elegir un marco horario en el que no se os interrumpirá (o lo menos posible), no es necesario que tú lideres activamente la reunión, puede ser otra persona que toma los apuntes y que prepare la alianza. Fomenta la participación y en caso de bloqueo puedes proponer alguna pregunta abierta que pone el foco sobre puntos importantes para un equipo.

Ejemplos:

  • Crear un entorno seguro, el equipo puede ser un entorno confiable, en el que se pueden hablar las cosas confiando en que esta información no será mal utilizada.
  • Permitirnos ser asertivos.
  • Permitirnos decir que no.
  • ¿Cómo queremos gestionar los conflictos?
  • ¿Cómo pedir las cosas? ¿con cuánto tiempo de antelación?
  • ¿Cómo llegar a acuerdos?
  • ¿Cómo gestionar la flexibilidad?
  • ¿Con qué humor queremos venir a trabajar?
  • Etc…

Al ser una alianza, nos orientamos a crear algo que une, con lo cual es necesario que todo el mundo esté de acuerdo, y en caso contrario no se incluye. Invitar a la reflexión constante ya que son acuerdos vivos que pueden evolucionar.

Ilustraciones  Fernando Viejo-Fluiters 

                                                                      

Comments are closed.