Escena 9: Una de cal y otra de arena

Escena 9: Una de cal y otra de arena


TÚ: (hablando con Manolo, el Director de HR): Ya sé que estamos por debajo de la planificación este mes, pero en el cómputo anual llegamos. Trabajan duro, no se trata de compromiso. Si los objetivos son anuales, ya hablaremos al final del año…

Manolo: No te llamaba sólo por lo de los objetivos. Tengo una buena y una mala noticia, ¿por cuál quieres que empiece?.T

TÚ: A ver qué me dices…

Manolo: Hemos decidido nombrar a Julia a un puesto de dirección, ya sabemos que es tu mano derecha y…


TÚ: Me lo esperaba, me pediste un informe especial el mes pasado, me lo olía…y como te dije está plenamente capacitada para ello. ¿Cuál es la mala?

Manolo: Vamos a sustituir a Julia con un junior, la empresa no se puede permitir contratar un senior y…


TÚ: ¡¡¡anda por favor!!!.  Hace cinco minutos me estabas hablando de los objetivos y ahora me quitas a mi Cristiano Ronaldo para darme a cambio un canterano…

Manolo: Lo siento, es lo que podemos hacer, si no te gusta, puedo no contratar al de la cantera y te quedas como estás!.


TÚ: Ya…¿y me imagino que los objetivos no se retocan, no?.

Manolo: ¿por qué?, ¿sigues con la misma plantilla, no?. Se lo explicas tú a Julia y a tu gente, ok?.


TÚ: Ya…

Un par de horas más tarde y después de hablar con Julia, reúnes al equipo:


TÚ: vhoy es un día de buenas noticias. Me acaban de comunicar que han ascendido a Julia, con lo cual os pido que le demos la enhorabuena que se merece. Lleva años trabajando duro con buenos resultados y estoy convencido que lo va a hacer genial. Tienes la calidad humana para ser una gran manager, te estoy personalmente muy agradecido por todo lo que me has ayudado y la contribución que has hecho a este equipo.

Todos: ¡¡¡Enhorabuena!!!. ¿Y a quién nos traen?. ¡¿Será bueno, no?!


TÚ: No lo conozco todavía, se que es joven y tiene menos experiencia que Julia, la empresa no se puede permitir sustituirlo con alguien de su perfil. Por eso os voy a pedir un esfuerzo extra, hemos ralentizado las ventas y ahora nos toca formar a un junior. Para conseguir nuestros objetivos debemos arrimar el hombro…

Martina y José: siempre pasa igual, nos quitan el mejor y nos ponen un pipiolo…


TÚ: no os rayéis, la empresa lo ha decidido de esta manera y por lo menos tenemos un nuevo compañero. Ahora nos vamos a celebrar lo de Julia, mañana nos sentamos y vemos cómo nos reorganizamos para que el nuevo se integre y nos apoye lo antes posible.



PROPUESTA 9: Asume la responsabilidad del Equipo. Lo que hace el equipo lo haces tú. Las decisiones de la empresa son tuyas, no eches balones fuera, se responsable. Acepta las normas y decisiones de la empresa defendiendo a tu equipo.

Obviamente puedes estar en desacuerdo con las decisiones tomadas por la Empresa, este consejo no pretende hacer de ti un seguidor sin capacidad de reflexión y crítica ni fomenta la resignación. Ante una decisión que no compartes puedes debatirla con tu jerarquía presentando argumentos que justifiquen tu postura.

¿Conoces la diferencia entre Resignación y Aceptación?

Detrás de la resignación existe un conflicto perdido, las circunstancias te superan y te das por vencido. Y ese algo que no se puede vencer porque es más fuerte que tú, se convierte en sarcasmo, tu carácter se vuelve más agrio, más triste en algunos casos, puedes caer en el resentimiento hacia una persona o incluso hacia una empresa y la desmotivación impera, y se produce el divorcio psicológico. No tratarás de cambiar las cosas porque las cosas no se pueden cambiar(mejor dicho, crees que no se pueden cambiar), y ante esa imposibilidad, mejor ni intentarlo.  La resignación viene con un estado de ánimo de desapego, de derrotismo.

En la aceptación también puede haber un conflicto perdido. Pero se vive desde el reconocimiento de que no todo está a nuestro alcance, no todo depende de nosotros, que hay circunstancias que se nos escapan. La persona que acepta no se resigna, si no que entiende que a veces se gana y otras se aprende. Aceptación no significa indiferencia, pasotismo o tomarse las cosas con alegría pase lo que pase. La gente más comprometida se enfada, insiste, vuelve a insistir y en última instancia, acepta que pese a haber dado lo mejor de sí, las circunstancias no le fueron favorables. Pero que habrá nuevas oportunidades de presentar batalla. La aceptación conlleva una paz interior, conlleva la ambición de querer seguir cambiando las cosas una y otra vez.

Los mejores líderes no se resignan (forma parte de la maestría emocional) pero aunque aceptan las decisiones de la empresa, lo hacen expresando y defendiendo sus opiniones. Aceptar no es somerterse. Pero el role de la dirección es vehicular las decisiones de la empresa una vez que éstas están tomadas. ¿Te imaginas a un jefe diciendo constantemente que las decisiones que toma la empresa son equivocadas, que él las aplicas porque le obligan, que si fuera libre no lo haría?. ¿Qué tipo de honestidad y autenticidad transmite?. ¿Qué confiabilidad transmite?. Ante tu equipo es recomendable transmitir la decisión con sentido de empresa, ya que si muestras tu desacuerdo con la decisión, difícilmente tu equipo podrá aceptarla, lo cual sin ninguna duda repercutirá en el nivel de compromiso contigo y/o con la empresa.

Lo que acabo de comentar también tiene sus límites. Si uno no se identifica con la empresa, con sus valores, con las decisiones que toma, si estas decisiones o sus consecuencias suponen una carga que no quiere aceptar, la decisión que debe tomar es otra. Requiere valentía, empoderamiento y responsabilidad pero también hay que reconocer cuando un proyecto toca a su fin.

Ten en cuenta que en ocasiones no disponemos de toda la información para evaluar y entender las decisiones tomadas en otras áreas o niveles de la Empresa. Lo cual no significa que todas vayan a ser acertadas, a menudo también se toman malas decisiones, las empresas son sistemas humanos. Las mejores organizaciones no son las que no cometen errores, sino las que saben aprender de estos errores.

¿Cómo llevas lo de comunicar decisiones difíciles?

¿Cómo preparas este tipo de comunicaciones? ¿Impones o explicas?

¿Cómo gestionas tu frustración?

Ilustraciones  Fernando Viejo-Fluiters 

Leave a reply